Miquel Jornet

 

En Gente Lúdica hoy hablamos con Miquel Jornet.

Abrimos esta sección de entrevistas lúdicas con el orgullo y el placer de inaugurarla entrevistando a un amigo que, como bien se autodefine, ejerce como dinamizador sociocultural profesionalmente y como divulgador lúdico de manera amateur. Uno de los pioneros catalanes del podcasting especializado en juegos de mesa con RESERVOIR JOCS, emitiendo contenidos regularmente desde octubre del 2011. En sus diferentes episodios podréis encontrar opinión, reseñas y muchas entrevistas a gente del mundillo: editores, autores, artistas gráficos, jugadores, tenderos, demostradores en jornadas… últimamente cuenta con algunas colaboraciones regulares en el podcast que aportan otros puntos de vista y voces diferentes para tratar con pasión el mismo tema. Desde 2012 empezó a encartar los audios de una sección en una radio local generalista (Ràdio Sant Andreu) con la que acaba de superar las 100 ediciones.

image1 (3)Bloguero, miembro del Club Amatent de Sant Vicenç dels Horts desde prácticamente sus inicios, colaborador de algunas entidades socioculturales y también, aunque es casi un secreto que no diremos a nadie, hace sus pinitos con algún que otro prototipo de juego. Recientemente ha sido ‘aitatxo’ (papá en euskera) de una preciosa niña que ya ha paseado orgulloso por alguna que otra jornada y festival con su pareja Eneida.

Miquel, ¿Ya puedes con todo?

Hola David, se hace raro que me hagan una entrevista… y un poco más si me la haces tú con quien estoy acostumbrado a hablar más en nuestro terreno de juego: el tablero. La verdad es que desde que nació Nahikari he tenido que renunciar a algo de todas las cosas que hago y, por ejemplo, tengo el blog bastante abandonadillo… por eso agradezco que surjan otros blogs nuevos como el que habéis montado de La Caverna Lúdica para seguir difundiendo contenidos de esta afición que está en el mejor momento de su historia.

¿Con la peque, hay mucho análisis-parálisis?

¡Jajaja! Análisis poco y parálisis, ummmmmm, bastante. Me podría pasar horas extasiado mirando cómo juega con sus propias manos, cómo duerme en nuestros brazos o cómo empieza a descubrir el mundo que le espera. Cuando la tengo en brazos y la llevo a la habitación de los juegos se queda mirando fijamente la estantería de la colección (ahora he llegado a los 750 y tengo un propósito firme y verdadero de bajar ese número bastante). Por un motivo u otro le llaman mucho la atención los juegos. Creo que sabe que dentro de esas cajas hay parte de mi vida y que también puede haber una pequeña-gran parte de la suya en un futuro próximo, o eso es al menos lo que deseo como padre y jugador de juegos de mesa. Pero sí, el tiempo con ella pasa muy lento, pero no nos importa en absoluto.

¿Cuándo empieza tu pasión por los juegos de mesa?

Pues de pequeño y en familia ya flirteé con los juegos de mesa de aquella época: Hotel, Misterios de Pekín, Atmosfear…que simultaneé con los videojuegos de MSX primero, SONY DSCluego de PC (aventuras gráficas casi siempre) y finalmente de consolas. En la época dorada de las consolas jugué mucho a juegos electrónicos porque mi padre tuvo un videoclub en el que también se alquilaban videojuegos y tuve acceso a un catálogo muy amplio de juegos de 8, 16 y 32 bits. Pero el reenganche con los nuevos juegos de cartón vino entre el 2005 y 2006, cuando en una tienda de Abacus me llamó poderosamente la atención una caja azul llena de losetas, hablo de Carcassonne, y desde entonces no he parado de jugar… aunque no tanto como me gustaría.

¿Cómo sale la idea y que te empuja a crear Reservoir Jocs?

Pues mira, yo ya era oyente del podcast Vis Ludica y con David Arribas hablaba mucho de temas técnicos y me asesoró un montón… después de tanta ayuda por su parte no quería hacer un podcast de juegos de mesa parecido al suyo y que se dirigiese al mismo nicho (lo veía como un poco feo), así que traté de buscar un elemento diferenciador y el primero que pensé fue el idioma y tiré por ahí.
logo-500-rjEl lema de Reservoir Jocs es “primer podcast en catalán sobre juegos de mesa” y no “primer podcast catalán sobre juegos de mesa” porque realmente el primer podcast catalán, hecho aquí, sobre juegos de mesa es mi queridísimo La Voz de su Juego de Bascu y Fran Garea (que ahora está un poco parado pero seguro que seguirá). Lo bueno de los podcasts es que conoces episodio tras episodio a la gente que hay detrás y, si además están en una afición tan sana y próxima como la nuestra, nunca puedes descartar acabar sentado en una misma mesa. A mi me ha pasado con Fran y Bascu, empecé escuchándolos y hemos acabado por tener un grupo de juego en el bar Queimada. Por cosas de la vida le llamamos “El Club de la Mangosta”.

¿Y cómo fueron los inicios? ¿Cómo sentías que la gente acogía al podcast?

Tengo la creencia de que entre las personas aficionadas a los juegos de mesa existen tres tipologías: las que sólo les gusta jugar, las que disfrutan jugando pero también hablando de juegos y metajuego; y las que además de jugar y hablar del tema disfrutan creando protojuegos. Es como un embudo que se va cerrando y cuando haces un podcast tienes que tener claro a qué parte te diriges. Yo empecé dirigiéndome a la parte central de ese embudo y cuando empecé en 2012 con las secciones en radio tuve que abrir el espectro hacia la parte más amplia… eso ha sido todo un aprendizaje que me ha servido para el momento actual que vivimos, en el que cada día es mucho más fácil que una persona no jugadora cruce la línea y se sume a nuestra pasión con la intensidad que cada uno elija.

Los inicios fueron duros. ¡No sabía dónde alojar los audios ni dónde construir la web! Empecé con una web en Tumblr y con los audios alojados en Dropbox o otro sistema parecido… me costó un montón ponerlo en marcha y que iTunes me reconociera como podcast. No soy McGyver, pero tengo un alto espíritu autodidacta y con el tiempo decidí invertir una pequeña parte de la paga extra para pasar a plataformas de pago especializadas en podcasting (y no me arrepiento). Sí, pongo pasta de mi bolsillo para que la cosa funcione, pero me lo tomo como una afición más… hay otros que fuman o que tunean su coche, pues yo pago hosting, dominio y equipo para hacer un podcast (creo que me sale más barato que fumar o tunear coches y que además aporto algo a la comunidad). Pensé en monetizar el podcast con Patreon o microdonaciones… pero en pocos segundos me pareció perverso hacer pagar a la gente por algo que puede seguir siendo gratis. Igual que entiendo que deben seguir existiendo pueblos sin zona azul, también entiendo que deben existir podcasts sin el ansia de la monetización.

¿Cómo ves el mundo de los podcast y los blogs lúdicos?¿Va a evolucionar de alguna manera?

Salen cosas interesantes, últimamente me gusta mucho el podcast que hacen desde el club Mecatol Rex de Madrid llamado Planeta de Juegos. Creo que sus formas (secciones, ritmo, presentadores…) empiezan a ser semiprofesionales, mientras que el fondo se sigue circunscribiendo al amateurismo apasionado de los miembros de un club de juegos de mesa… y es una mezcla muy potente e interesante de sensaciones que tiene el podcasting y que comienza a desplazar a los típicos gurús de turno que van a la radio que les invita (normalmente un par de veces al año: una en plena campaña de Navidad y otra en verano, para rellenar minutos en un magazine con fecha de caducidad con alguna sección que algún periodista condescendiente etiqueta cada año como “fresca y divertida”). Esos mismos gurús son los que tienen que forzar (cuando el quid del “momentum ludi” es que sea un acto voluntario) a la gente con la que trabajan a “timbas” programadas para autoactualizarse y conocer algunas de las novedades editoriales.

La evolución de los blogs, podcasts y canales de video la veo en la misma tónica. Cada año saldrán más de cada y la gran mayoría no habrá hecho el esfuerzo de intentar diferenciarse de lo que ya hay. Los que escriban, hablen o graben videos con la idea de que alguna editorial les mande productos para reseñar… que se bajen de la nube. Es más fácil que te lleguen juegos de las editoriales si eres un cómico televisivo y empiezas a colgar fotos de tus juegos en Twitter e Instagram, que haciendo un master en la Sorbona de París en Ludología y Mecánicas Aplicadas al Juego para reseñarlos con el mayor rigor y conocimiento posible. No olvidemos que todavía vivimos en un estado en el que el autor que más libros vende es Belén Esteban.

¿Alguna anécdota de estos 155 podcast?

Anécdotas muchas, pero destacaría una curiosidad que a la vez es exclusiva. Guardo como oro en paño una entrevista a la persona que enseñó a jugar a wargames al escritor Roberto Bolaño. La grabé hace dos veranos y le tengo tanto respeto al tema que la quiero sacar en un número especial, supongo que será para el RJ100 (ahora vamos por el RJ55). Bolaño murió en 2003, justo cuando alcanzaba su mejor momento de fama y reconocimiento, y entre sus libros hay alguno (como El Tercer Reich) que claramente habla con conocimiento de wargames de los años 70. Periodistas y documentalistas estadounidenses han intentado, sin demasiado éxito todavía, esclarecer el lado jugador del mítico escritor chileno. A mi me enorgullece poder ofrecer, más tarde o más temprano, un documento que servirá como un pedacito de memoria histórica para colorear el lado más lúdico de aquel brillante escritor que vivió en varias ciudades catalanas: Castelldefels, Barcelona, Girona y Blanes.

¿La radio, amor a primera vista?

Sí claro. Siempre he consumido radio. De pequeño escuchaba Plásticos y Decibelios de madrugada. De joven trabajé de recambista conduciendo una furgoneta y escuché muchas horas a Luís Del Olmo y Carlos Herrera, quizá ahora no los escucharía tan a gusto como antes pero reconozco que han sido muy buenos locutores. También Gomaespuma, El Hormiguero (antes de que saltara a la tele) y Espacio en Blanco, que todavía hoy escucho vía podcast. Recuerdo la primera visita a un estudio, fue el de Onda Cero en la Diagonal de Barcelona una madrugada que fui a ver con un amigo cómo hacían un programa de humor que me gustaba mucho y se llamaba No són hores (se emitió de 2006 a 2009), me dejó totalmente prendado del medio. Tiene magia, lo reconozco… y además me va bien, porque si la tele engorda… ¿la radio adelgaza? Fuera bromas, todavía hoy soy un devorador de horas de radio (bajadas vía podcast) y me encanta escuchar el Versió de Toni Clapés y compañía.

¿Qué te parece la llamada edad de oro de los juegos de mesa? ¿Hay demasiados juegos?¿se resiente la calidad de los juegos?¿Hacia dónde vamos? ¿Hacia dónde crees que debería ir?

Está claro que vivimos el mejor momento del sector. Nunca antes se había editado ni publicado tanto juego. No sólo se ha crecido cuantitativamente (sería muy triste), también se ha mejorado mucho cualitativamente. Lo notas si has acumulado juegos durante estos últimos años y ves que los títulos de hace tan sólo tres años ya no tienen demasiada buena salida en el mercado de segunda mano. Está pasando. La gente sólo quiere novedades y juegos que el tiempo y la opinión de la gente haya filtrado como excelentes. Un juego mediocre de antes no puede competir contra uno bueno de siempre o uno estéticamente super-atrayente de ahora.

mecenas_miquel
Mikael Björnetson en 1911

Preguntas si hay demasiados juegos… y yo pregunto: ¿hay demasiados vinos? Para el que no sabe apreciar la riqueza en matices de algo, siempre habrá demasiado. Creo que he respondido.

Aunque exista una mejora cualitativa general, la calidad individual de muchos juegos que salen ahora sí se está resintiendo. Y me fastidia reconocer que se está resintiendo en dos sentidos: en UI (user interface) y en UX (user experience). El resentimiento de calidades en interfaz de usuario (tableros, componentes…) se justifica por la deslocalización de la producción, que hace estragos en este y otros sectores. Además también tiene que ver en esto la incorporación a la edición de juegos de personas no profesionales del sector, y pondré un ejemplo: un buen juego como Wake Up, Cthulhu! tiene problemas importantes de edición: la estructura del reglamento es un verdadero desastre y el tablero parece una broma de mal gusto. Estoy seguro que una editorial importante no habría dejado salir a la calle un producto así. Sí, es el lado feo del crowdfunding, que ha borrado de un plumazo la figura del editor profesional que estaba siendo un filtro importante para llegar con tan buena salud al momento en el hoy que estamos. Por otro lado está el resentimiento en calidad de experiencia de usuario (y este es el que más me duele). Está ocurriendo que editoriales pequeñas necesitan ampliar su catálogo con urgencia para poder ofrecer más referencias, y que las grandes van a la caza de buenas licencias (como siempre) pero ahora hay más donde elegir y ante la duda se diversifica más. Con este panorama están pasando cosas como que un descarte de Haba sea bueno para Viravi. O que pelotazos de compras impulsivas de Kickstarter por vía del hype basado en la estética o por vía del hype basado en los componentes (como muchos juegos de Cool Mini Or Not) acaben en catálogos de Devir, Edge, Iello… basándose en la acogida inicial que han tenido esos juegos en el gran escaparate mundial llamado Kickstarter.

¿Hacia dónde vamos? Pues claramente a una saturación del mercado que aparentemente hoy no existe porque sigue habiendo conversión de personas no jugadoras a personas jugadoras y compradoras de juegos. Pero los metros cuadrados en los hogares son limitados y la red social de los jugadores cada vez es más amplia (yo, por ejemplo, no me compro un juego que sé que está en mi club o que sé que lo tiene un amigo de algún grupo de juego). Cada vez nos pensamos más los Kickstarters porque ya hemos escarmentado de algunas malas experiencias y, por suerte, un elemento relativamente nuevo ha venido para quedarse. Me refiero al concepto Legacy en los juegos de mesa. A algunos euros se les puede “enfundar ese traje” a medida, pero a los temáticos les va a ir como anillo al dedo y parece incluso más fácil su implementación… en cierto modo “pasaremos de pantalla” y ya no querremos juegos que no nos sorprendan con contenido. Más aún si observamos que nuestras ratios de partidas suben más en juegos Legacy que en juegos convencionales, y que incluso nos unen más al grupo de juego y que podemos compartir la inversión a escote. Ahora al juego se le va a sumar entretenimiento. Esto puede empezar a parecerse más a las series de televisión que al ajedrez… quizá estos juegos Legacy pueden ralentizar el ritmo de ventas porque las campañas y el propio concepto pueden remansar el ansia compradora. No lo sé, por eso digo “quizá”.

¿Cuál sería tu juego perfecto? ¿Tienes algún juego preferido o al que le tengas especial devoción?

No creo que exista el juego perfecto, sí un juego óptimo para cada persona en cada una de sus posibles situaciones contextuales. Roberto Bolaño decía: “todo el mundo tiene la librería que se merece excepto los que no tienen ninguna”. Yo adaptaría la frase y diría: “todo el mundo tiene la tienda de juegos que se merece excepto los que no tienen ninguna”. Si el tendero es bueno sabrá ofrecerte “tu juego perfecto” para cada momento. Por eso reivindico el papel de las tiendas físicas. Uno de los propósitos que me he hecho para este 2016 es volver más a menudo por mis tiendas físicas favoritas.

En general me gustan mucho algunos juegos de Knizia (Battle Line, Qin, Jäger und Sammler, Genial, Colossal Arena, Modern Art de cartas…) y también los de los autores homófonos Kramer y Cramer. Por otro lado creo que Pandemic Legacy me encantará, pero estoy acabando la campaña de pic1196938Risk Legacy (sí, quise empezar por el primer Legacy y eso va a hacer que tarde en empezar con el segundo). Recuerdo también como muy especial una partida a Sombras sobre Londres (supongo que dimos con el grupo y el momento adecuados, y si lo haces con este juego estoy seguro que te marcará a fuego como pasó conmigo). pic2668450_mdY un juego que me gusta mucho ahora mismo y que estoy deseando jugar de nuevo es el Watson & Holmes: Diarios del 221B de Jesús Torres, es un juego con un entramado narrativo de pistas que conectar muy elegante e inmersivo. Lo recomiendo a todos los fans de la serie Sherlock de la BBC .

¡Gracias por tu tiempo y por todas las recomendaciones Miquel!

Gracias a ti por querer hablar de juegos, que me apasiona tanto como jugarlos. Y ánimo con el proyecto del blog.

 

Un comentario en “Miquel Jornet

  1. Gran entrevista, muy interesante y acertada. El propósito de volver a las tiendas físicas durante el 2016 me parece fantástico, poca gente piensa así, pero creo que esa relación debe ser recíproca, para que visitemos más tiendas las mismas deben ofrecer mejor servicio y atención al cliente, todavía el hobby está visto como para “frikis” y en las tiendas suele verse más el autoservicio ya que se da por sentado que el que las visita sabe del tema; a medida que el hobby se expande hay nuevos tipos de clientes con distintas necesidades, gente que no sabe nada de nada y estaría genial contar con un servicio como el que te ofrecen en cualquier otra industria. Creo que si las tiendas se animan a ofrecer mejor servicio, apoyar juegos nacionales con más frecuencia y hacer eventos para unir a la comunidad lúdica, a la gente no le importaría gastar el plus que supone comprar en una tienda física en vez de comprar por Internet; pero si visitas una tienda que tiene una diferencia de precio de 10€ en un juego y aparte te tratan como si te estuviesen dando gratis lo que compras, pues para eso prefiero seguir comprando online.

    Otra cosa muy interesante ha sido la parte de UI y UX, dos conceptos que como en el diseño web, no mucha gente pensaba en ellos hasta hace unos pocos años. La verdad es que sí se van viendo proyectos con muchos fallos en la experiencia del usuario e interfaz, son proyectos que se hacen con prisa y que en muchas ocasiones pueden resultar ser decentes pero fallan por algún otro lado, por ejemplo con un reglamento que no es nada intuitivo hecho para que nadie lo comprenda, que te tienes que gastar tiempo extra buscando información por internet para saber cómo se juega. Incluso el reglamento de un juego debe estar bien pensado para ofrecer una buena experiencia al jugador desde un principio. Eso me parece una falta de respeto, creo que se deben dejar las prisas y pensar en el usuario final, no dejarse llevar por la emoción de una campaña de crowdfunding porque necesitas dinero urgente y debes publicar el juego ya mismo sí o sí, y antes de publicar nada asegurarse de que se está ofreciendo algo justo y con buena calidad, que aunque el juego no sea el juegazo pero que la experiencia te deje un buen sabor de boca.

    Últimamente he estado haciendo un poco más de chistes por twitter para ver si logro que me manden unos juegos xD

    Un saludo, de nuevo gran entrevista!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s