Catan… Hate!!

He ido a 2 torneos clasificatorios para el nacional de Catan este fin de semana y la cosa no ha podido ir peor, bueno si, no he quedado el último en ninguno, pero me he ido de los 2 torneos con la misma sensación. ¡Odio al Catan!

baixa (1).png
Entonces diréis… ¿Este pavo esta tonto perdido, es “masoca” o que le pasa? ¿Para qué va a jugar al Catan si lo odia?
Pues bien, digamos que lo he pasado a odiar este fin de semana. He ido a 2 torneos y… ¡Me he aburrido en los dos!drooling-homer-simpson-vector-character.jpg

No es por la organización que fue exquisita en los 2 torneos, cada uno a su manera eso sí, pero muy bien. Tampoco por los jugadores, coincidiendo con muchos los dos días, siendo el ambiente de los torneos inmejorable y con gran componente social.
Lo que me ha aburrido es el juego y sus circunstancias (la mayoría) incontrolables, que me han sucedido en el juego de manera constante y que os explico a continuación.

Ni elijo el último, ni elijo el primero. Que en ninguna partida de 6 jugadas, tenga la opción de ser el primero en elegir o no ser el último cuando los tableros están encallados con unas islas difíciles de definir, te deja vendido y a expensas de una mala colocación de otro jugador o de adoptar una táctica poco ortodoxa que tus “amigos” los dados puedan solventar.komplett_K3.jpg

Nuestros amigos los dados. Todos sabemos que los dados son incontrolables, que por muchas probabilidades reales de que tales números u otros salgan, casi nunca nos vienen bien del todo las tiradas. Esta fue una de mis claves del aburrimiento general en el que me sumergí. Pasan y pasan los turnos y no rasco una miserable carta de material. Da igual si tengo el 8, el 6, el 5, el… da igual, he tenido todas las combinaciones posibles, incluso 6 números diferentes al empezar la partida. Ver como a los demás que tienen peores números relativamente, juegan y juegan, no digo ganan, sino el simple hecho de tener cartas en la mano y de tener opciones es hartamente frustrante y eso en mí se transforma en aburrimiento.Dice.jpgSale el mucho el siete. El siete es ese amigo pesado que pocas veces te quieres encontrar, pero a veces necesitas para que te eche una mano. Cuando apenas tienes cartas en la mano, para hacer un par de carreteras o un poblado, solía salir el siete, y sí, solía tener 8 cartas en la mano. Fastidiando una construcción que me costaría 3 rondas conseguir. Lo más triste es que el siete salía en mi tirada, como buen “loser”.SIETE.png

No sale nada el siete. Ver pasar rondas y ver que otros jugadores acumulan tantas cantidades de cartas, alguna vez hasta 18 cartas o más, con esa sensación de impunidad a lo “Casemiro” ya no aburre, cabrea.
Otra de las cosas es que no sale el siete cuando precisamente me han tapado, sin caballeros, sin cartas. Ese 8 tapado que era la posible alegría de la huerta, ahora esta yermo ronda tras ronda y para rematarlo sale el 8 tres veces o más, quemando probabilidades y estadísticas.

catan04.jpg

Tengo pocas cartas. Tener pocas cartas conlleva no hacer casi nada o simplemente convertirte en ese jugador que tira dados, mira y vuelve a tirar los dados cuando le vuelve a tocar y sigue mirando como juegan los demás.
Tengo muchas cartas (y no sirven para nada). Antes de que llegue a jugarlas las he perdido generalmente por un siete o casualmente por algún monopolio. Resignación es la palabra.2635916_origCuando tengo un combo para hacer o sale el siete o se acaba la partida. Es el remate final, sobretodo cuando me he pasado casi toda la partida con pocas cartas y aún así llevo 7 puntos sin saber como, ya que el ladrón ha estado tanto tiempo bloqueándome que hasta nos hemos hecho amigos y en cada jugada de construcción he tenido que apurar hasta lo mínimo ya que el siete de rigor, merma mis manos y mis opciones de construcción.

En resumen, suelo ir a algunos torneos clasificatorios tanto de Catan, como de Carcassonne y nunca había tenido esa sensación de salir del torneo con sensación de no haber hecho nada en las partidas. Quizás en parte sea el azar, también puntualmente el componente estratégico, pero lo que más me ha matado es que me he aburrido y mucho en la faceta del juego de casi todas las partidas, aunque siempre ha habido buen ambiente con el resto de jugadores.

Lost-transparent.svg.png

Este fin de semana me he sentido perdido jugando, el juego no me ha conectado en ningún momento y el azar tampoco me ha dado esa oportunidad, no de ganar, sino de divertirse jugando que es de lo que se trata.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s